Desde su creación, por D. Mario Bonet  en 1964, hasta hoy hemos desarrollado productos que conjugan economía y eficacia.

 

Destacable fue a principios de los años 80, la incorporación de refuerzos a los punzonados reciclados, que marcó una nueva era en los amortiguadores textiles para los colchones de muelles.

 

En 1993 un nuevo proceso de napado para fieltros de grueso calibre, simplificando el cardado de fibras, abarató significativamente el coste productivo, con lo que el producto resultaba a la vez de eficaz aún más económico.

 

Para dar respuesta a las nuevas necesidades del mercado del colchón y  abrirnos a otros, como automóvil, construcción, tapicerías, decoración,  antes de iniciar el siglo XXI, proyectamos y pusimos en funcionamiento una instalación de termoligado de fibras.

 

Un equipo humano con ganas de aprender y materializar nuevos desarrollos, unido a la combinación de procesos, distintos tipos de fibras, tanto naturales como sintéticas, y la incorporación de nuevos elementos nos permiten en la actualidad dar respuesta a muchas de las necesidades que los mercados nos demandan.

Trabajamos por un mundo con crecimiento sostenible

Desde su creación, por D. Mario Bonet  en 1964, hasta hoy, hemos desarrollado productos que conjugan economía y eficacia.

Historia y presente